Hipoterapia

La equitación terapéutica está basada en la utilización del movimiento multidimensional del caballo para el tratamiento de diferentes afecciones físicas y mentales.

Disponemos de las instalaciones idóneas para la práctica de la hipoterapia.

¿Qué es?

La hipoterapia busca estimular, aumentar y mejorar las capacidades neuromotrices existentes. El paciente es estimulado a través del movimiento del caballo, lo que supone que no se enfrente pasivamente a dichos movimientos, sino que se ve obligado a reaccionar frente a una serie de estímulos producidos por el paso y el trote del caballo. Debe adaptarse y responder a diferentes sensaciones. Se produce así una reacción tanto corporal y muscular como sensorial. Afecta a todo el cuerpo del paciente, quien experimenta una mejora global.

¿Qué nos ofrece el trabajo con el caballo?

  • El movimiento continuo y rítmico, similar a la marcha humana se recibe activamente traduciéndose en una adaptación continua por parte del paciente.
  • La posibilidad de realizar ejercicios estáticos en forma dinámica.
  • Aprovechar su temperatura (38°C- 39°C), produciéndose sedación y analgesia.
  • Sensación de bienestar a través de la liberación de endorfinas.
  • Nos entrega una amplia gama de estímulos (calor, textura, olor, visuales, etc.).
  • Motivación diferente, frente a la terapia y el ejercicio.
En la Rehabilitación Física a través de la Hipoterapia buscamos realizar un trabajo basado en la Reeducación Psicomotriz.
Hipoterapia3 550x560 - Hipoterapia
Hipoterapia4 550x560 - Hipoterapia
Hipoterapia2 550x560 - Hipoterapia
Hipoterapia1 550x560 - Hipoterapia

Beneficios de la terapia

Fisiológicos: aumento de la capacidad de percepción de estímulos.
Psicológicos: se estimula la atención, la concentración y la motivación. Es fundamental la sensación de bienestar general que siente el paciente, mejorando su autoestima y autoconfianza.
Sociales: permite desarrollar el respeto, la responsabilidad, la constancia y tener una actitud positiva, facilitando una mayor integración social.
Físicos: desarrolla el esquema corporal, la capacidad de conocimiento y manejo del propio cuerpo a través de la especialidad, lateralidad, senso-percepción, etc. Mejora el equilibrio, la postura, facilita la simetría corporal estática y dinámica. Trabaja la coordinación visomotriz y la orientación espacial. Inhibe la espasticidad muscular y facilita la relajación.

¿A quién va dirigido?

  • Discapacitados psíquicos
  • Discapacitados físicos
  • Personas afectadas por trastornos de conducta y del comportamiento

Para todas las edades.

Más información

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Su teléfono (requerido)

Asunto (elige una opción)

Su mensaje (requerido)